Se llama jailbreak a conseguir permisos de súper usuario accediendo al sistema de archivos interno del iPhone, con este acceso total podemos modificar el dispositivo a nuestro antojo, desde la apariencia a las funciones. Por eso se llama jailbreak, “salir de la cárcel” eliminando las limitaciones impuestas por Apple.
El primer jailbreak surgió como método para liberar el iPhone 2G, que estaba configurado para funcionar sólo en la operadora americana AT&T, un (ahora famoso) hacker llamado GeoHot apareció de la nada para convertirse en la primera persona en romper la seguridad del iPhone.




Después este tipo de liberaciones por software se declararon ilegales, pero el jailbreak ya era mucho más, con tu iPhone modificado podías añadir multitarea cuando lo la había, simular el botón Home o Power cuando iOS no traía Assistive Touch por defecto, cambiar la apariencia, las fuentes, los colores, la pantalla de bloqueo, añadir widgets…
Cómo habrás visto muchas de las razones por las que surgió el jailbreak y por las que lo hacíamos ya están incluidas en iOS por defecto, sin modificar, podemos decir que la escena alternativa a ayudado a formar el sistema operativo del iPhone tal y como lo conocemos. Las mejoras siguen llegando con interesantes novedades con cada versión de iOS y con cada jailbreak.

Hablar de jailbreak es inevitablemente hablar de Cydia, los usuarios instalamos y modificamos nuestro iPhone gracias a Cydia, la tienda alternativa de aplicaciones, tweaks y modificaciones que se instala automáticamente al hacer el jailbreak a un iPhone.
En Cydia puedes encontrar modificaciones gratuitas y también de pago, por lo que los desarrolladores más atrevidos pueden obtener beneficios también a través de esta tienda alternativa.
Muchos usuarios también realizaban el jailbreak para poder piraterar apps, aunque ya no es necesario el jailbreak para instalar aplicaciones sin pagar. La escena del jailbreak siempre se ha intentado distanciar de la piratería en la medida de lo posible. El jailbreak siempre ha sido un tema controvertido que muchos amamos.